-
Menu

Usted está en: Noticias > Noticia
<< Volver a noticias


Constante Solar un laboratorio de prodigios

09 de Marzo de 2015

 Constante Solar, un laboratorio de prodigios

 

 

La innovación tecnológica es sinónimo de progreso. O debería serlo. Así lo entienden quienes dedican sus esfuerzos a la búsqueda y aplicación de nuevas soluciones que mejoren nuestra calidad de vida sin que ello reduzca en lo más mínimo nuestra capacidad de ser eficientes y cuidadosos con el medio ambiente. La experiencia de Carlos Pérez, ingeniero técnico industrial, fundador y gerente de Constante Solar nos habla precisamente de ello.

 

 

Abandonar la industria de los combustibles fósiles para dedicarse en exclusiva al mundo de las renovables, la eficiencia energética y el descubrimiento de soluciones tecnológicas dirigidas hacia el desarrollo sostenible supuso el punto de partida de este profesional, firmemente implicado hoy en ese gran  mundo que se abre tras las energías limpias y la optimización de los recursos. Varios  años de prometedora carrera en Canadá, en torno a la obtención y transporte de petróleo fueron suficientes para golpear en su conciencia y cambiar a un rumbo más verde. Hoy, Constante Solar es una empresa canaria puntera en tecnología solar térmica y fotovoltaica, y también en eficiencia energética, cuyos proyectos interesan a grandes compañías de todo el mundo.

La empresa que dirige Carlos Pérez dedica un 30 por ciento de su actividad a comercializar equipos de energía solar térmica y fotovoltaica, mientras que una parte similar de sus esfuerzos se concentran en proyectos industriales, “instalaciones, auditorías e informes especializados, siempre con el aval del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos Industriales”, explica. El 40 por ciento que resta es, seguramente, el más estimulante de todos, y en él se encuentran los proyectos de creación propia, de los que unos se encuentran en producción, otros pendientes de iniciarse ésta, o bien en proceso de certificación o de estudio.

Estos proyectos son, para Carlos Pérez, la sal de la vida. Porque en ellos su equipo vuelca todos sus conocimientos, su experiencia y creatividad para dar   a luz a verdaderos ingenios que son o serán parte de una nueva forma de entender la gestión inteligente de las energías.

Uno de sus proyectos más importantes es su Sistema de Gestión y Control Energético, que ya ha sido implantado en varias edificaciones y que supone un inmenso avance frente a los programas de control energético existentes con anterioridad en el mercado, incapaces de realizar diagnósticos ni los controles adecuados. Uno de sus primeros clientes, El Corte Inglés, al que accedió gracias a la Universidad de La Laguna, fue objeto de una auditoría del consumo de agua sanitaria fría y caliente.

Las propuestas de mejora sugeridas e implantadas permitieron un ahorro notable, de forma que la acción resultó amortizada en sólo un año y medio. “Lo ideal de este sistema –explica Pérez- es que puede controlar los consumos eléctricos o de cualquier tipo”. Por eso, la primera cadena de grandes almacenes de España se plantea su implantación en otros centros comerciales de su red.

El hotel Tigaiga, en Puerto de la Cruz, también ha optado por auditar su consumo con este sistema, gracias al cual podrá implantar medidas de ahorro y posibilitará la implicación activa de sus clientes en un innovador modelo de consumo responsable.

 

Constante Solar es una empresa multidisciplinar,  que cuenta en su equipo humano con una arquitecta, un jefe de taller, un técnico de comunicaciones, un ingeniero industrial y un ingeniero técnico industrial -el propio Carlos Pérez-, todos ellos, profesionales versátiles, al servicio, de una forma u otra,  de la investigación y el desarrollo. Para Pérez esta es una condición indispensable en la proyección de  trabajo, muy en la línea de su profesión. Como él mismo explica con total convencimiento, “los ingenieros técnicos industriales somos tan polivalentes como un cuatro por cuatro. Es una lástima que tengamos que afrontar ciertos problemas para que se nos valore profesionalmente, pese a haber estudiado las mismas materias que un ingeniero mecánico o eléctrico”. Y concluye: “La falta de homologación de las licenciaturas en el Marco Europeo de Cualificaciones nos pone en inferioridad de condiciones con nuestros colegas, y eso debería ser resuelto por el Ministerio de Educación con una regulación que permita la equiparación de los títulos”.

 

Grandes inventos

Lo que está claro es que gracias a profesionales de la ingeniería técnica industrial nacen cada día proyectos e inventos más que interesantes. Y la empresa de Carlos Pérez no es una excepción. Además de la creación de placas solares térmicas y fotovoltaicas, acumuladores de agua caliente sanitaria y otros accesorios relacionados, Constante Solar ha hecho otras aportaciones interesantes al mundo de la innovación, y las multinacionales no son ajenas a ellas.

Uno de sus proyectos en cartera, a la espera de comercialización pero con inversores interesados  es una olla solar que utiliza la tecnología de un termo sifón y que sirve para cocinar de forma lenta y concentrada.

Otro sistema interesante es el que han bautizado como “Aluclip”, con una superficie de intercambio 65 veces más eficiente y un sistema de instalación tan sencillo que cualquier persona puede instalar en su casa su propio calentador solar, con sólo tener a mano un destornillador de estrella, un martillo de goma y silicona. Este producto ha despertado el interés de la cadena sueca  IKEA y de otras grandes compañías como Leroy Merlin.

En materia de cooperación internacional este ingeniero técnico industrial y sus compañeros de empresa también tienen mucho que decir. De hecho, han desarrollado el proyecto ‘Tree’, con el que pretenden crear ciudades cien por cien renovables, a partir de pequeñas poblaciones rurales de bajos consumos, por ejemplo, en países como Mauritania o Senegal. Y aunque ésta sería una solución para que otras compañías desarrollaran sus proyectos de responsabilidad social corporativa en países en vías de desarrollo, Constante Solar también ofrece su propio compromiso. Lo hace en torno a otro proyecto interesante, ‘Ten Thousand’, ideado para desalar agua mediante un proceso de evaporación y condensación de nivel industrial. Su nombre se debe a la inversión económica necesaria para poner en marcha un proyecto capaz de producir agua potable para el riego y para el consumo, a bajo costo, garantizando el suministro a una población de noventa personas. El compromiso de la empresa es poner en marcha todo el proceso y aportar el equipo humano necesario sin obtener beneficio alguno.

Otros proyectos impactantes del equipo de Carlos Pérez son  las láminas Peltier, implicadas en la generación de energía geotérmica, o el proyecto ‘WEPO’, que aprovecha la energía potencial de la ola, más allá de la cinética, y que puede generar desde 10 kilovatios a cinco megavatios. No se puede negar que esta empresa es todo un  laboratorio de prodigios.   

 

Para más información contactar:

Tfno: 922.591.927 / Fax: 922.591.926

info@constante.es



L
M
X
J
V
S
D