-
Menu

Usted está en: Noticias > Noticia
<< Volver a noticias


Antonio Miguel Rodríguez reivindica el papel de colegios profesionales como garante de la competencia

09 de Marzo de 2015

 Antonio Miguel Rodríguez reivindica el papel de colegios profesionales como garante de la competencia

 

 

“Tenemos que reivindicar el papel de los Colegios profesionales como avales de la calidad del trabajo, y garantes de la competencia, por mucho que desde algunos sitios se empeñen en verlo de forma contraria”. Así de contundente se ha mostrado Antonio Miguel Rodríguez, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Santa Cruz de Tenerife, durante su intervención en una de las mesas de debate organizadas por la patronal de la construcción, FEPECO, en el marco de una jornada titulada “Reforma y Rehabilitación = Trabajo y Empleo”.

 

El decano del colegio, que participó como ponente en la mesa dedicada a la reforma y la rehabilitación como generadora de actividad empresarial y profesional, defendió a las instituciones colegiales, a las que considera la mejor herramienta para asegurar una verdadera competencia entre los técnicos, “asegurando que todos los colegiados cumplen con los requisitos para firmar el trabajo, y que éste reúne los parámetros de calidad necesarios, con herramientas como el visado”.

Rodríguez compartió mesa en este debate con Argeo Semán, presidente de la demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro del Colegio de Arquitectos de Canarias; Eduardo Pérez de Ascanio, presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación de Santa Cruz de Tenerife; Carlos A. Bencomo, titular del Colegio de Graduados Sociales de la provincia; José María Casero, director provincial de la Seguridad Social; Fernando  Muñoz, en representación del Colegio de Administradores de Fincas y Diego Vega La Roche, vicepresidente de FEPECO, mientras que el encuentro estuvo moderado por la periodista especializada en Economía María Fresno, de Diario de Avisos.

Antonio Miguel Rodríguez expuso con solidez la visión de los colegios sobre su papel en el mercado y en la sociedad, e incidió en el caso particular del que preside, desde el que, según explicó, “hemos participado ya de convenios con instituciones públicas, con la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias por ejemplo, y somos una herramienta eficaz para colaborar con ellas, y asegurar la calidad del trabajo”.

El decano apuntó con respecto a la posibilidad de liberalizar la tramitación de las actividades que es posible otorgar las licencias municipales de obra menor con una simple comunicación responsable. “Alguien debería asegurarse de que el expediente que acompaña la solicitud es correcto, y ahí es donde los colegios profesionales podemos ser muy útiles”, señaló.

Rodríguez también se refirió a la necesaria lucha frente a la economía sumergida, para lo cual considera “importante” que los expedientes sean iniciados bajo la tutela de un técnico cualificado, otro campo de actuación que pone de manifiesto la utilidad de los órganos colegiales.

Antonio Miguel Rodríguez aprovechó la ocasión para mostrar su firme convicción sobre la capacidad y competencia de los ingenieros técnicos industriales en la redacción de los informes de evaluación de edificios, simplemente aplicando la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, “independientemente del origen que ha tenido la comunicación en la que esta competencia se atribuye a arquitectos y arquitectos técnicos. Nuestras estructuras colegiales apoyarán a los ingenieros técnicos industriales que hagan un informe, lo visen y lo tramiten en el ayuntamiento correspondiente”.



L
M
X
J
V
S
D